10 consejos para cuidar tu vista.

A través del sentido de la vista percibimos colores, formas, tamaños, texturas, luces y sombras de manera instantánea. Una sola mirada nos brinda la información necesaria para interactuar con el mundo que nos rodea. También, nos sirve para expresarnos e, incluso, puede demostrar más que las palabras. 

Para que nuestros ojos funcionen a la perfección, es necesario adoptar ciertos hábitos para cuidarlos y mantener una buena salud visual.

Aquí te mencionamos 10 consejos para que puedas cuidar de tu sentido de la vista

1.Utiliza gafas de sol homologadas
Se ven geniales, pero también son cruciales para evitar daños a largo plazo de los rayos UV.

Los radiaciones solares pueden ser muy dañinos para los ojos, por lo que debemos protegerlos con unas gafas de sol homologadas que cuenten con filtro para los rayos ultravioleta. Te protegerá también de otros agentes ambientales agresivos para los ojos como el viento o el humo.

2.Buena alimentación
Algunos factores como el sobrepeso, la hipertensión arterial o el colesterol pueden colaborar con el desarrollo de dificultades en la visión. Por eso, una alimentación saludable y equilibrada es importante para cuidar nuestros ojos. Por ejemplo, consumir pescados azules (salmón, caballa, atún, entre otros), mariscos, frutas,  verduras y frutos secos contribuye a prevenir el envejecimiento prematuro de los ojos y a preservar la retina. 

3. Iluminación adecuada 
La luz directa en nuestros ojos, los reflejos y las sombras durante largos periodos de tiempo, en la oficina por ejemplo, afectan a nuestra visión a largo plazo. Los expertos recomiendan trabajar en espacios con grandes ventanas, en los que entre la luz natural, además de una luz más fuerte que enfoque el objeto de trabajo. Notaremos menos sensación de fatiga visual al final del día.

4. Descansar la vista
Es importante para rebajar la fatiga visual, levantar la vista de la pantalla que tienes enfrente cada 15-20 minutos, y mirar a un punto fijo lejano durante unos segundos.

5. Distancia adecuada
Lo más adecuado es mantener una distancia de entre 50 y 70 cm del objeto que vamos a tener enfrente durante un largo período de tiempo. En el caso de la pantalla del ordenador, esta debe colocarse a la misma altura de tus ojos para no forzar la mirada hacia arriba o hacia abajo.

6. Rodéate de aire limpio
Los espacios abiertos en los que corra el aire mejoran tu salud visual.

7. Inclinación y posición corporal
Si pasamos muchas horas sentados en tu lugar de trabajo, lo más recomendables es que te sientes con los pies apoyados en el suelo con la espalda y cabeza recta. Evitaremos así los reflejos de luz.

8.Evita la exposición al cloro
Durante el verano, es frecuente estar expuestos al cloro de las piscinas. Esto puede afectar la película lagrimal y contribuir al desarrollo de conjuntivitis o queratitis. Para prevenir esto, es importante no abrir los ojos bajo el agua o utilizar antiparras. En caso de que ya se haya producido la irritación, se puede colocar una lágrima artificial para reducir la molestia.

9.Mantén la higiene
El organismo tiene mecanismos naturales para proteger la vista de agentes externos: las lágrimas, los párpados y las pestañas. Al parpadear, recubrimos la superficie ocular con la película lagrimal que la lubrica y la mantiene transparente, pero es necesario cuidar este mecanismo. Para ello, se recomienda lavar las pestañas y los ojos al menos una vez al día y, en caso de padecer de sequedad, utilizar lágrimas artificiales para evitar molestias o enrojecimiento.

10.Realiza un control periódico
La salud de los ojos varía a lo largo de la vida y, por lo tanto, es necesario realizar consultas oftalmológicas periódicas desde la primera infancia y en todas las edades para develar aquellas patologías o errores refractivos que puedan alterar nuestra visión.

A través de un simple examen como el fondo de ojos, es posible detectar ciertas enfermedades que pueden manifestarse en forma inicial por alteraciones de la visión, como la diabetes, la hipertensión arterial, el desprendimiento de retina, ciertos tumores y metástasis. Por eso, ante cualquier problema de la vista, es aconsejable concurrir a un especialista ya que la mayoría de los problemas de la salud visual pueden tratarse en forma segura y adecuada cuando son diagnosticados en forma temprana.