4 beneficios de la vitamina C que no conoces

La vitamina C es un nutriente que se encuentra en distintos alimentos, como frutas y verduras, y actúa como antioxidante en el cuerpo, es decir, que combate los radicales libres, Además, el cuerpo necesita esta vitamina para producir colágeno que es la proteína responsable de la cicatrización, elasticidad y fuerza de la piel.

A continuación, te compartimos una lista de otros beneficios:

1.Previene Enfermedades cardiovasculares
Las personas que consumen diariamente frutas y verduras ricas en vitamina C tienen un 15 % menos de probabilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

  • Quienes consumen, por ejemplo, frutas como naranjas, limones, pomelos (toronjas), etc. de modo regular, tienen un 20 % menos de probabilidades de fallecer de forma súbita.
  • La vitamina C nos ayuda a mejorar el tejido conectivo de nuestros órganos, mejorando la funcionalidad de nuestras células y la fortaleza de venas y arterias.
  • La vitamina C es uno de los mejores antioxidantes para la salud cardiovascular, ya que protege a las células de la oxidación producida por los radicales libres.

2.Más energía
Gracias a que ayuda a absorber el hierro de mejor manera, la vitamina C aporta energía al cuerpo y hace que la piel se vea más despierta, colorida y energizada.

  • La vitamina C potencia el rendimiento físico. Contribuye al buen funcionamiento del metabolismo energético y ayuda a reducir el cansancio.

3.Previene enfermedades degenerativas como el Alzheimer

  • Científicos de la Lund University, en Suecia, han descubierto que la vitamina C es capaz de disolver la proteína tóxica que provoca la aparición del Alzheimer en el cerebro. El avance se publica en'Journal of Biological Chemistry'.
  • Ayuda a combatir el envejecimiento celular.

 4.Ayuda al mantenimiento de los huesos, el cartílago y los dientes

La vitamina C por su carácter ácido permite aprovechar mejor el calcio que sabemos es un nutriente esencial para los huesos, pero además, este micronutriente con función antioxidante, reduce la pérdida ósea y ayuda a conservar la densidad de los huesos aún con el paso del tiempo.

Un reciente estudio muestra que el consumo de cantidades adecuadas de vitamina C ayuda a mujeres posmenopáusicas a prevenir la pérdida ósea, y los conserva fuertes al proteger la estructura de cartílago y muscular que los rodea, pues la vitamina C interviene en la formación de colágeno.

 

Recuerda siempre mantener una dieta balanceada y consultar con tu nutricionista cualquier inquietud que tengas sobre tu alimentación.